diumenge, 17 de juliol de 2011

Karibu! (Bienvenid@s)

Me llamo Marcel Masferrer Pascual, y soy de Barcelona (a veces). Trabajo en el sector de la cooperación internacional al desarrollo desde hace 9 años, y como consultor autónomo desde hace año y medio. El 4 de junio de 2011 llegué a Butembo, Provincia de Kivu Norte, al este de la República Democrática del Congo. La ONG catalana La Bretxa me contrató para una consultoría de 4 meses de duración, en el marco de un proyecto financiado por la cooperación catalana (ACCD), que a su vez forma parte de un programa de la ONG Veterinarios Sin Fronteras España (VSF-E), financiado por la cooperación española (AECID). Mi cometido: apoyar y acompañar a una red de 22 ONG de Derechos Humanos basadas en Kivu Norte (GADHOP), en la elaboración de su política de comunicación. Las violaciones de los DDHH son masivas y cotidianas en la RDC, especialmente en el este del país; una denuncia eficaz de esas violaciones -hacia dentro y hacia fuera del país- es un factor clave de gobernanza para un Estado en construcción y en situación de post-conflicto como es la RDC.

En este blog de corta vida, tengo la intención de compartir con vosotras y vosotros algunas experiencias profesionales y personales acontecidas durante mi estancia en la RDC, que espero sean de vuestro interés; y de paso, arrojar un poco de luz, desde mi limitado conocimiento, sobre el que ha sido el conflicto más mortífero desde la Segunda Guerra Mundial, y sin embargo uno de los más desconocidos del mundo.

Me habría gustado empezar antes este blog, pero mis obligaciones profesionales secundarias me lo impidieron (el pluriempleo, o la maldición de los autónomos); concretamente, la elaboración de un Informe de evaluación, en el que he estado trabajado cada tarde, noche y fin de semana desde que llegué al Congo. Pero afortunadamente ya pasó el tsunami laboral; el pasado viernes 15 se entregó el informe al donante, y me liberé. De golpe, tengo un solo trabajo en lugar de dos y por fin dispongo de tiempo libre, parte del cual dedicaré a alimentar el blog.

Mi acceso a Internet es limitado. No tengo Internet en casa, aunque sí durante el horario de oficina, de lunes a viernes; pero el trabajo absorbe, y no deja mucho margen de maniobra. Afortunadamente, he descubierto recientemente la "sala de fiestas" del Hotel Butembo, donde a cambio de consumir alguna cerveza en la casi total oscuridad y con música congoleña a todo volumen, tengo acceso gratis a la red de redes. Esa será mi base de operaciones principal.

Lamentablemente, de momento no puedo ofreceros imágenes. Normalmente me acompaña por el mundo mi inseparable Canon reflex, que me ha dado grandes alegrías visuales durante los últimos años, especialmente en Palestina. Pero me desaconsejaron traer cámara de fotos, por razones de seguridad (un consejo que ha resultado ser exagerado). Finalmente decidí traer a Butembo una cámara pequeña, una simple compacta que tenía abandonada en un cajón, en Barcelona. Pero tras algunas fotos preliminares, padeció un derrame cerebral (o sea, el típico chorreo de pila) y murió. Dicen que una imagen vale más que mil palabras, y tienen razón. Pero ¿más valen mil palabras que ninguna, no?

Karibu. Bienvenidas y bienvenidos a la República Democrática del Congo. Soy un muzungu en Butembo.

3 comentaris:

  1. Estaremos pendientes Marcel. Cómete todo lo que te pongan, Muzungu, cuidate mucho.

    ResponElimina
  2. Me encantó tu descripción de quién eres, a veces es difícil saberlo pero en África, casi siempre se tiene más claro (no podía ser de otra manera). Suerte M-M-Marcel!. Et llegim....

    ResponElimina
  3. Suerte en Butembo muzungu! Co gente como tu, el Congo y los congoleños podrán recobrar el valor de su dignidad que ha sido atropellada por muchos años! Gracias por tu aporte!
    Paluk

    ResponElimina

Comentarios