dijous, 21 de juliol de 2011

Violaciones de los Derechos Humanos: el pan de cada día en el este de la RDC

Aunque la mayoría de congoleños con los que he hablado admiten que la seguridad ha mejorado ligeramente durante los últimos años en el este de la República Democrática del Congo, las ONG locales denuncian que las violaciones de los Derechos Humanos siguen produciéndose a niveles alarmantes, de forma cotidiana. Se concentran en las Provincias de Kivu Norte, Kivu Sur y el Distrito de Ituri (Provincia Oriental).

Si hablamos de grupos armados, hay 4 responsables principales de esos crímenes contra la población civil, tal como no se cansa de denunciar GADHOP (la red de ONG con la que trabajo):

  • FARDC (Forces Armées de la République Démocratique du Congo)
  • FDLR (Forces Démocratiques pour la Libération du Rwanda)
  • Mai Mai
  • ADF/NALU (Allied Democratic Forces/ National Army for the Liberation of Uganda)

El primer grupo es el mismo ejército congoleño. Sí, lo habéis leído bien. Uno de los dramas de la población congoleña es que ni siquiera puede confiar en las fuerzas de seguridad que supuestamente tienen la obligación de protegerla. Miembros incontrolados de las FARDC roban, matan y violan impunemente. La razones de ello son complejas, pero casi todo el mundo apunta como causa principal el proceso iniciado en 2003 por el cual miembros de distintos grupos armados se desmovilizaron y se integraron en el ejército congoleño, sin pasar por los filtros necesarios. Muchos de esos hombres siguieron haciendo lo mismo que hacían antes, pero con el uniforme del ejército de la RDC. Otra razón destacada son los sueldos miserables que reciben los militares congoleños, que les lleva a completar su sueldo por vías ilegales y corruptas.

Las FDLR son fuerzas hutus ruandesas, en rebelión contra el gobierno tutsi que controla ese país. Los Mai Mai son grupos armados congoleños movidos por una ideología nacionalista que busca expulsar a todas las fuerzas armadas extranjeras del territorio de la RDC. Las ADF/NALU son fuerzas ugandesas, también en lucha contra el gobierno de ese país.

GADHOP lanzó hace unos días su informe "La Paz, hoy" donde denuncia las principales violaciones de los Derechos Humanos y otras situaciones de inseguridad producidas entre abril y junio de este año. Traduzco los siguientes fragmentos:

"Las FARDC abusan de la población en todos los campos, las FDLR roban, asesinan y violan las mujeres y las jóvenes sin la inquietud de ser perseguidas de ningún modo y maestros sobre el terreno, los Mai Mai, antiguos auto desmobilizados y nuevos, se disfrazan de FDLR y atormentan a la población. Todos los días, robos, secuestros, violaciones, asesinatos sin freno se convierten en no-acontecimientos como si eso fuera lo normal para nuestro pueblo!

"Las investigaciones sobre los asesinatos y robos a mano armada nunca llegan a ningún lado porque algunos asaltantes pertenecen a "grupos políticos" que crean alianzas con los servicios de seguridad para borrar los rastros. Asimismo, las operaciones militares contra las milicias fracasan a causa de la corrupción y el desvío de fondos por parte de sus responsables. Un tercer factor del fracaso es la mala colaboración con la población civil, que podría dar pistas de desmovilización y re-inserción exitosas."

En este contexto, el trabajo de las y los activistas de los Derechos Humanos es extremadamente difícil. Esta semana GADHOP mandó un correo en el que un grupo de ONG basadas en la Provincia de Kivu Sur denuncian las repetidas amenazas de muerte que un activista ha recibido recientemente:

"El 6, 7, 10, 30 de junio y 1 de julio de 2011, el señor Justin Bahirwe, Coordinador de la ONG SOS Información Jurídica Multisectorial (SOS IJM) ha recibido amenazas de muerte e intimidaciones por teléfono. Según las informaciones recogidas por las ONG firmantes, estas amenazas parecen estar ligadas a las actividades de defensa de los Derechos Humanos del señor Justin Bahirwe, que trabaja actualmente en un proyecto financiado por la Comisión Europea, que busca reforzar el rol de la sociedad civil en el medio rural. También ha sido constatada una relación entre estas amenazas y la involucración del señor Justin Bahirwe en el caso del defensor de los Derechos Humanos Adrien Zawadi, supervisor de proyectos en el seno de SOS IJM, víctima de una agresión violenta el primero de mayo de 2011."

(Tres desconocidos estrangularon a Adrien Zawadi frente a su domicilio hasta que éste perdió el conocimiento. Los atacantes abandonaron el lugar convencidos de que le habían matado. Horas más tarde éste recuperó la consciencia y se refugió en su casa.)

"El primer SMS de amenaza recibido por el señor Justin Bahirwe, enviado el 6 de junio 2011 a las 18 horas 19 minutos afirmaba, textualmente: "sucia mosca reconoce tu lugar y vivirás tranquilo que sepas que te seguimos la pista y no se nos escaparás [...] sabemos muy bien por dónde te mueves [...] vas a seguir el camino de Adrien toma buena nota"".

Así son las cosas en el este de la República Democrática del Congo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comentarios