divendres, 30 de setembre de 2011

Comunicación para el desarrollo en el Kivu Norte

Hace casi 4 meses llegué al Congo para trabajar en un proyecto que busca reforzar las capacidades comunicacionales de GADHOP, una red formada por 17 ONG de Derechos Humanos y basada en Butembo (Provincia de Kivu Norte). El proyecto está financiado por la cooperación catalana y promovido por la ONG -también catalana- La Bretxa, que está especializada en el campo de la comunicación para el desarrollo.

Es para todo el mundo muy obvio que la educación, la salud o las infraestructuras contribuyen al desarrollo de un país. No lo es tanto que la comunicación también juega un rol determinante en esa meta que tantos países persiguen y tan pocos encuentran. Unos medios de comunicación libres, independientes, creíbles y rigurosos favorecen el intercambio de ideas, la participación, la transparencia, la gobernanza, la rendición de cuentas por parte del poder, etc. Una sociedad civil dinámica puede usar la comunicación para dar voz a los sin voz, denunciar los abusos del poder, las injusticias del sistema, etc. Dentro de la comunicación para el desarrollo podemos distinguir la comunicación para la paz, que promueve valores como la paz, la solidaridad, la diversidad, la tolerancia, etc.

Pero toda moneda tiene dos caras: la comunicación, usada de forma perversa, puede no solo alejarnos del desarrollo sino incluso llevarnos al conflicto violento, a la alienación, al odio, etc. Un caso paradigmático de ello fue la Radio Mille Collines, que en la Ruanda de 1994 animó con sus mensajes a la población hutu a participar en el genocidio de los tutsis promovido por el gobierno. Es lo que se conoce como hate media (medios de comunicación del odio). Hasta qué punto contribuyó esa radio a la eliminación física de cerca de 700.000 personas es imposible saberlo; pero su responsabilidad en la matanza es indudable.



La premisa del proyecto es que si GADHOP cuenta con capacidades comunicacionales más fuertes, podrá ser más efectiva en su misión: la promoción de los Derechos Humanos y la paz. La inseguridad constante en el este de la RDC genera decenas de muertos cada semana, a manos de bandidos y de varios grupos armados. Decenas de niñas y mujeres son violadas cada semana, por esos mismos grupos y por civiles. El Congo necesita imperiosamente contar con una sociedad civil fuerte y organizada que denuncie esos crímenes y reclame el respeto de los derechos de la población, especialmente cuando instituciones del Estado como el ejército y la policía -supuestos defensores de la ciudadanía- son los principales responsables de esos abusos (como los informes de GADHOP no se cansan de señalar).

Por todo ello, La Bretxa está apoyando a GADHOP en la elaboración de una política de comunicación y un plan estratégico de comunicación para los próximos años. Aunque los dos documentos están en proceso y no estarán terminados hasta noviembre, avanzan a buen ritmo y ya revelan algunas prioridades comunicativas de la red: crear una estación de radio comunitaria propia y una página web institucional, formar a las organizaciones de base en la grabación de vídeo mediante teléfonos móviles (para documentar mejor las violaciones de los Derechos Humanos), crear una unidad de comunicación en el seno de la red, formar a las asociaciones miembro en comunicación para la paz, etc. La Bretxa ya está buscando financiación para poder dar respuesta a todas o a parte de estas prioridades durante 2012. El contexto actual de la cooperación internacional al desarrollo -con recortes masivos en las partidas públicas destinadas a la solidaridad- no facilita esta búsqueda, pero vale la pena intentarlo.

GADHOP está dando un gran salto hacia adelante. En la medida que sus capacidades comunicacionales se vayan fortaleciendo, su capacidad de denuncia a nivel nacional e internacional será mayor, y la población del Kivu Norte estará un poco más protegida y consciente de sus derechos básicos. El Congo necesita que haya paz en el este de su territorio para poder desarrollarse, y la población catalana -a través de sus impuestos- está poniendo su granito de arena para que esa paz se haga realidad.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comentarios